martes, 15 de enero de 2013

Un sumiller sujeta 51 copas de vino en una sola mano y bate el récord mundial


UN SUMILLER SUJETA 51 COPAS DE VINO EN UNA SOLA MANO Y BATE EL RÉCORD MUNDIAL

El sumiller británico Philip Osenton consiguió en Pekín sujetar con una sola mano 51 copas de vino, batiendo el récord del mundo, según los organizadores del evento.

Osenton, de 43 años, trabajó en importantes hoteles de Londres, como el Ritz y el Savoy, antes de establecerse en China, donde ejerce como consultor especializado en vino. Posee años de experiencia en la manipulación de copas utilizadas para beber vino.

"Llevar las copas es una especialidad del sumiller. Cuando era el sumiller jefe del Ritz tenía que preparar un restaurante de 140 cubiertos entre el desayuno y la comida. Es decir, a dos copas por cubierto, tenía que colocar 280 copas en muy poco tiempo". explicó a la AFP.

Tras haber intensificado su entrenamiento, Osenton realizó dos intentos para llevar con su mano izquierda el mayor número de copas: la primera vez consiguió sujetar 45 y la segunda logró las 51.

El récord anterior, fijado en 39 copas en una sola mano, lo consiguió en 2007 un filipino en un restaurante de Barcelona, según Jim Boyce, fundador de la página web grapewallofchina.com.

IMPORTANCIA DE LA FORMA DE LA COPA DE VINO

La forma de la copa también tiene influencia en la fase gustativa de la cata de los vinos. La forma de cada copa está diseñada para dirigir el flujo de líquido correctamente a una zona de sabor de la lengua (dulce, acido, salado y amargo), y así poder exaltar o amortiguar las sensaciones de cada tipo de vino.
El punto de contacto inicial con la lengua depende del volumen y forma de copa en su parte final en contacto con los labios, así como también según el diámetro del borde y su tipo de terminación, cortado, pulido y labiado.

- Las copas de boca ancha y recta: son ideales para la degustación de los vinos tintos más tánicos y poco ácidos, pues dirigen al vino hacia el centro de la lengua en una gran superficie, creando una armonía entre las sensaciones de fruta, taninos y acidez.

- Las copas de boca ancha y borde abierto: son más adecuadas para los vinos tintos de alta acidez y taninos moderados, pues el vino se dirige puntualmente hacia el borde de la lengua, aumentando la sensación a frutada y equilibrándola con la elevada acidez.

- Las bocas abiertas: dirigen el flujo hacia la punta de la lengua, conviniendo para los vinos livianos y afrutados, donde la sensación ácida de reduce y balancea.

- Las copas de bordes rectos: son más adecuados para los vinos blancos de mayor cuerpo y moderada acidez, ya que el flujo de vino se reparte en una elevada superficie de la zona central de la lengua y se armonizan sus sensaciones. En los vinos blancos, las copas son siempre de menor volumen que las de tintos.

LOS TIPOS DE COPAS MÁS CARACTERISTICOS

A groso modo existen tres tipos de vino: tinto, blanco y espumoso. El vino rosado por lo general se ubica en la línea de los blancos y se tomará en la misma copa que estos.

- Copa de vino tinto o tulipa: Esta copa posee forma de tulipán (de ahí la procedencia de su nombre), presenta un ligero alargamiento y una suave forma esférica. El cuerpo más ancho de la copa facilita también la aireación de los vinos tintos, que se abren y suavizan en contacto con el aire. En estas copas el vino ha de servirse hasta dos tercios de su capacidad. El punto justo de servido es un milímetro menos de la línea donde el vidrio realiza el cambio de rumbo. La temperatura para servir el vino tinto oscila entre los 17º-21ºC.

- Copa de balón o cáliz: El balón o cáliz, con una forma abombada de la copa, además su boca suele estar más abierta para así desprender mejor los aromas del bouquet y terciarios del vino. En cuanto a la entrada del vino en boca, éste se dirige mejor a la punta de la lengua sobre todo cuando poseen una ligera curvatura, por ello la hace ideal para vinos más ácidos y menos tánicos ya que hace resaltar en la lengua el gusto afrutado y suaviza el efecto de su acidez.

- Copa de vino blanco: Esta copa debe poseer una base más ancha que la de vino tinto y no es preciso que sea tan alta ya que lo que nos interesa es apreciar la cualidad de afrutado y permitir aflorar la frescura.  Las copas ideales por ser éstos unos vinos en los que destaca más la acidez, son aquellas que tienen una ligera curvatura hacia el exterior y para que los aromas logren la expansión necesaria. El vino blanco debe servirse a una temperatura de 9-11ºC y en menor cantidad que el tinto, con lo cual siempre se tomará frío.

Esta copa también puede ser recomendada para vinos tintos jóvenes, como los maceración carbónica o los beaujolais, se pueden servir en copas menos voluminosas para concentrar sus notas frutales y si se enfrían un poco los vinos, mucho mejor.

- Copa de champaña o Flauta:
La flauta es una copa estrecha y alargada que aumenta su anchura levemente hacia la boca. Esta forma facilita la ascensión de las burbujas y la formación de la corona de burbujas, además de potenciar los aromas florales y frutales de un espumoso joven o un blanc de blancs, tan rico en estos sutiles aromas florales. Pero cuando se trata de grandes reservas,  millésimées o de viejas cuvées de estos vinos espumosos, las copas con un mayor tamaño y con formas de tulipa o cáliz, pueden ser mucho más interesantes, para que estos vinos respiren y ofrezcan todos sus aromas de la crianza.

- Catavinos Jerezano: El clásico y tradicional catavinos jerezano, que es una pieza maestra de la cultura enológica, ideal para catar vinos generosos y dulces. También es utilizado, con pequeñas modificaciones para catas técnicas o comerciales de cualquier tipo de vino ya que su pequeño tamaño la hace muy versátil. La misma utilidad tiene el tradicional dock de Oporto.

- Copa de Sauternes: La copa de Sauternes, muy utilizada en la actualidad para vinos dulces, está diseñada para aunar acidez, dulzura y el delicioso final. En ella podemos apreciar tanto los Satuernes como los Eiswein (vinos de hielo), los Tokaji (hungaros), los Reccioto de Soave (Italianos) y los vinos jóvenes dulces de moscatel (España).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada