martes, 12 de junio de 2012

Odysseus Blanc Garnatxa 2010


ODYSSEUS BLANC GARNATXA 2010

Productor: Puig Priorat / Viñedos de Ithaca
Enólogo: Silvia Puig
Tipo de vino: Vino blanco con crianza
D.O./Zona: D.O.Q. Priorat (España)
Uvas: Garnacha Blanca
Graduación (vol): 14%
Precio aproximado: 16 €

Un breve paso en frío, sin fermentar, por madera nueva muy tostada le confiere un toque ahumado de gran distinción. Arropado por un grado aceptable y una acidez que sorprende por su frescura, este vino ha demostrado ya en añadas anteriores, que aguanta muy bien el paso por botella.

Es un vino de color amarillo pálido con destellos dorados. En Nariz encontramos fragantes frutas blancas maduras y aromas del varietal. En boca llama la atención, siendo muy agradable, untuoso, carnoso, cremoso, buena acidez y todo en perfecta armonía. El Odysseus blanco es un vino elegante y original. Sorprendentemente versátil y camaleónico a nivel de la gastronomía por su excelente untuosidad.

BODEGA PUIG PRIORAT / VIÑEDOS DE ITHACA

Fue la pequeña isla griega de Ithaca, el punto de partida, el proyecto original y la verdadera inspiradora de su historia...

Ithaca, es el reino donde nació Odysseus, el gran e inteligente héroe de la Odisea escrita por Homero hace tantísimos años, fue la principal fuente de inspiración para conceptuar y crear Viñedos de Ithaca, esta vez en el Priorato – Gratallops (España)

Viñedos de Ithaca desea erigirse en Cataluña como “la filial romántica y luchadora” del espíritu griego.

Fascinados por la historia y por el mito y sabiendo que fueron los griegos los primeros que plantaron viñas en la península ibérica, fue más que suficiente para persuadir a Joseph y Sílvia Puig de que seria sensible y oportuno ofrecer un homenaje a aquellos legendarios pioneros vitivinícolas.

Y la mejor manera sería la de comprar un terreno, estudiarlo, analizarlo y plantar vides un el Priorato igual que hicieron ellos (los griegos) en su época, con el único objetivo de producir y elaborar vinos de gran calidad y de producción muy limitada.

También se pensó que sería muy importante y apasionante trabajar por algo que se ama y que ya se heredó de los antepasados: la viticultura, la elaboración y el comercio del noble producto. El mensaje concebido fue claro.

Por todo ello, si hay una bella historia detrás del vino, en la cual se cree fervientemente, y existe una clara identificación, es mucho más fácil desarrollar la estructura, los objetivos, la investigación, el concepto y otros detalles que se relacionan con su profesión.

Tantos los viñedos como la bodega están situados en el término de Gratallops, a 300 metros de altitud, (sur-oeste de Barcelona), en la provincia de Tarragona, a pie de carretera, donde el camino se adentra hacia un paisaje semejante a la luna debido a su configuración de piedra caliza y carbonífera.

El viñedo se encuentra situado en abruptas montañas, en la mayoría de las que la pendiente es de más de 60%, hecho que condiciona a conformar estrechas terrazas para respetar las curvas de nivel y laborear el terreno.

Asimismo el  trabajo cultural se efectúa con “oruga” o tractor de cadenas ya que ofrece estabilidad (teniendo el centro de la gravedad más bajo) que el tractor convencional, además de permitir el ascenso y la marcha sobre la piedra con menores riesgos.

El suelo es muy particular, compuesto por oscuras pizarras, llamadas localmente “llicorella” originarias de la época del carbonífero (en el periodo paleozoico)

Es a través de esta moqueta pétrea, que en ocasiones recuerda un mosaico, que las raíces buscan el agua a grandes profundidades. Este tan curioso terreno, junto con unas condiciones climáticas extremas de calor y sequía, confiere a los vinos una gran personalidad, reflejándose en una marcada mineralidad y fruta madura.

En 1998 durante la primera visita de Joseph y Sílvia a Gratallops inmediatamente se prendaron de la zona por varios motivos: el suelo, los diferentes tipos de pizarra, las antiguas terrazas, la agresiva orografía, el aspecto bucólico de la zona, pero sobre todo por la originalidad y personalidad del conjunto.

Tanto fue así que cuando se percataron de la existencia de una colina cerca del río Ciurana y de la carretera, yerma y con visos de antiquísimas terrazas, se produjo mágica e inesperadamente un gran ”coup de coeur”. Aquel mismo día, en aquel mismo instante, sin pensárselo dos veces, compraron las veinte hectáreas situadas al este y al oeste de la carretera.

Se desmontó, se limpió, se desenraizó y se desinfectó toda la montaña, reconstruyéndose las terrazas originales para darles una anchura superior, aunque de plantación limitada; en razón de tres hileras por terraza.

Por el momento se han plantado solamente once hectáreas, con variedades autóctonas y foráneas (alguna de ellas de forma experimental): Cabernet Sauvignon, Syrah, Garnacha, Cariñena, Pietit Verdot, Touriga Nacional.

Dependiendo de cada variedad, de la orientación y de cada microclima, las vides se plantaron en mayor o menor altura, usando diversos porta-injertos como el R-110, Gravessac, y también 1103-P.

- El marco medio de plantación es de 2.200 pies por hectárea.
- Producción media por cepa: 0,800/1.00 Kilogramos
- Hectolitros / Hectárea: de 10 a 12.
- Año de plantación: 1999

Hasta que los viñedos propios (producción actual 8.000 Kg.) dejen de ser jóvenes y se altere su edad y producción, Viñedos de Ithaca se autoayuda controlando personalmente Sílvia la supervisión de las uvas de viejos viñedos situados en pintorescos costeros de escasísima producción. (En los municipios de Poboleda, Vilella Baixa, Porrera y Bellmunt).

Ithaca empezó su primera vinificación en 1.999 en una pequeña  y antigua casita, remodelada, en la parte baja de la propiedad. Posteriormente, se inició la construcción de una práctica, luminosa y moderna bodega, siguiendo el estilo arquitectónico local, cuya primera vendimia se procesó en el 2003.

La definitiva bodega es versátil, sin columnas, espaciosa y cómodamente operativa.
- Superficie construida: 500 metros cuadrados.
- Consta en la parte superior de un moderno laboratorio, una útil cocina y una elegante sala de catas.
- En la planta baja es donde se encuentra el espacio dedicado a la recepción de uvas, prensado, vinificación, elaboración, embotellado y etiquetado que sirve al propio tiempo de plataforma de expedición.
- En la cava subterránea, perfectamente climatizada reposan las barricas llenas de vino tinto para culminar su proceso de envejecimiento.

La vinificación  de los tintos se realiza de forma mixta:
- Fermentación controlada en pequeños tanques de acero inoxidable de limitada capacidad (desde 500 hasta 5000 litros).
- Fermentación directa en barricas abiertas de 400 litros, tanto de Quercus Alba como también de Quercus Sessillii; es decir, las uvas fermentan en la barrica, de pie, en situación vertical, sin el fondo, sin control de temperatura, a la antigua, proporcionando así un perfecto y constante  bazuqueo, para lograr la máxima extracción de color y de taninos y antocianos  procedentes de la piel de las uvas.
- La fermentación maloláctica se produce en la misma barrica (en posición horizontal) en la Cava. Durante el proceso de envejecimiento en la cava subterránea las barricas son controladas con diligencia y esmero, evitando trasvases sistemáticos e innecesarios, a menos que los vinos lo requieran.

Viñedos de Ithaca
Roquer del Ros
43737 Gratallops
Página web: www.puigpriorat.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario