viernes, 18 de mayo de 2018

Enólogo y Asedor de Vinos: Fernando Vadillo Lacuesta



 ENÓLOGO Y ASESOR DE VINOS: FERNANDO VADILLO LACUESTA

Cata y extensa presentación sobre "Vinos Elaborados por pequeños productores y por un Enólogo o Asesor de Vinos". Fue dirigida por el técnico en vitivinicultura Fernando Vadillo Lacuesta, a enólogos, viticultores y sumilleres del instituto de I.E.S La Laboral en Lardero (La Rioja). Llegamos a la conclusión que un enólogo actual, de una manera o de otra, a de intervenir en todo lo que atañe al vino y, por lo tanto, debe tener también sólidos conocimientos de viticultura, biología vegetal y en bioquímica. En una bodega moderna, el enólogo sigue todo el proceso de elaboración del vino y decide las fechas de la vendimia de común acuerdo con el capataz de cultivo y el gerente o propietario.


La responsabilidad del enólogo comienza ya con la plantación de los pies portainjertos en la viña. Se le consulta a la hora de decidir las variedades que se van a injertar en función de su adaptación al suelo y al clima del pago en concreto. Ejerce el seguimiento de las labores que se realizan en la viña y que tienen una influencia decisiva en la calidad de los vinos. Densidad de plantación, sistemas de poda y conducción, control de la maduración de la uva, análisis de la vendimia. Igualmente debe atender las nuevas plantaciones (encepando o reencepando), interviniendo en la elección de las variedades. También debe acordar con el director de las viñas la manera de llevar el viñedo (aclareo, vendimia en verde, etc.).


El enólogo tiene que tomar importantes decisiones en cuanto a la vinificación del mosto, la posible mezcla de vinos y la crianza en bodega. Debe intervenir en la selección del material necesario para la bodega y ejercer de consejero del jefe de bodega en todas sus labores. También tendrá un papel importante en al seguimiento del vino tras la crianza y hasta el momento del embotellado, interviniendo incluso en la elección de los tapones. Para ese complejo trabajo, el enólogo suele recurrir, en ocasiones, aun consultor externo (geólogo, biólogo, ingeniero agrónomo) con el fin de que aporte una opinión técnica sobre algún asunto en concreto.


- Nombre: Fernando Vadillo Lacuesta
- Actividad: Enólogo, Asedor de Vinos y Licores
- Dirección: Virgen de la Vega, 42. 26200 Haro (La Rioja - España)
- Telefono: 941 31 21 31


 Cata de Vinos de Pequeños Productores de Rioja Alta:
- Magadí 2016 Bodega Betolaza en Briones (Rioja Alta) 22,50€
- Dosis 2015 Bodega Ramírez de Inoriza en San Vicente (Rioja Alta) 8,90€
- Betolaza Crianza 2015 Bodega Betolaza en Briones (Rioja Alta) 19,50€
- Cantauri "Vendimia Seleccionada" 2014 Bodegas Alonso Gonzalez en Abalos (Rioja Alta) 6,00€
- Peña La Rosa. El Secreto del Abuelo 2015 Bodegas Fernández Eguiluz en Abalos 15,00€
- Calitrancos 2015 Bodegas Betolaza en Briones (Rioja Alta) 25,00€
- Abelo de Noa 2011 Bodegas Alonso González en Abalos (Rioja Alta) 33,00€
- Bullon Cuvée nº13 2008 Bodegas Ramirez de Inoriza en San Vicente (Rioja Alta) 37,00€



 Su domicilio oficial está en Haro, aunque su profesión de "Enólogo Itinerante" le tiene de un sitio para otro la mayor parte del tiempo. El enólogo es el asesor técnico responsable de dirigir el proceso de elaboración del vino. Es el experto que supervisa en la bodega tanto la elaboración, el almacenaje, análisis, conservación, embotellado y comercialización del vino. En inglés se conoce como "oenologist", y en francés como "oenologue". No se debe confundir con el sumiller, o sommelier, o catador (el que prueba) que realiza la cata, o degustación, de un vino para resaltar las características y calidad de este.


Por ejemplo el término inglés "Flying Winemakers" o "Driving Winemakers", (literalmente traducido cómo enólogos voladores, conductores) se comenzo a utilizar por primera vez a finales de los 80 para referirse a enólogos que volaban o conducian de una región a otra haciendo vino. Fueron un fenómeno nuevo en lo que entonces era un mundo vinícola muy tradicional. La mayoría eran australianos entrenados para producir vino utilizando tecnología punta que aún no se empleaba en las regiones del norte de Europa.


Los Flying Winemakers fueron el comienzo de una edad de oro para la vitivinicultura moderna. Los más conocidos de aquella época fuerón: Peter Bright y John Worontschak, como parte de un equipo que producía vinos de España, Italia, Chile y Argentina. Los vinos del nuevo mundo (Australia, Nueva Zelanda y Suráfrica) tenían cada vez más éxito. Los vinos limpios y afrutados gustaban más al público en general. Tras la cosecha en el hemisferio sur, que tiene lugar en los meses de febrero y marzo, se contrataba a los enólogos para realizar la cosecha en el norte de Europa.


Este tipo de "enólogo errante" trabaja de una forma diferente, que a menudo crea tensiones con las bodegas locales al pedir a los viticultores, por ejemplo, que recogieran las uvas más tarde, sean más selectivos y revisen las uvas para que puedan tener buenos niveles de polifenoles, esencial para la elaboración de vinos de mejor calidad. Tradicionalmente, en España, Italia y Francia, la cantidad de dinero que los viticultores recibían por sus uvas dependía del nivel de azúcar en las uvas. Cuanto más alto, más pagaban. Es decir el viticultor busca que no se le pudrieran o estropeasen la uvas y la calidad, o máximo potencial de la uva quedaba en un segundo plano.


Los "enólogos itinerantes" cambiaron la forma de hacer vino sobre todo en lo relacionado al control de la temperatura de fermentación, puesto que fermentaban el vino a temperaturas mucho más bajas y durante periodos de tiempo más largos. Estos cambios producían vinos con aromas frescos y afrutados que eran suaves y de fácil entrada. Sin embargo, producir este estilo consistente de vinos limpios y afrutados también tenía sus detractores. Algunos piensan que se corre el riesgo de que todos los vinos sepan igual. Afortunadamente, en muchos casos no es así.


Hoy en día es interesante ver a enólogos de todo el mundo trabajar en diferentes países para conocer y aprender de cómo otros elaboran sus vinos, y compartir su experiencia. La industria del vino se ha profesionalizado mucho. Toda una generación de enólogos ha crecido empleando estas prácticas importadas, particularmente en lo relativo a una mejor higiene y control de calidad. Es una suerte, porque los amantes del vino nunca han tenido tantos buenos vinos de todas partes del mundo para elegir, como ahora.


En la actualidad un enólogo es cualquier persona que practique la enología, tenga o no tenga formación especifica para ello. Básicamente hay dos tipos de enólogos: aquellos que son fijos por una bodega o empresa de vinos, y aquellos, cada vez en un número más creciente, que presentan sus servicios a tiempo parcial en distintas localizaciones. Entre estos últimos están los famosos "enólogos volantes", que incluso llegan a viajar en avión para ofrecer sus servicios en distintos continentes.


En España, el enólogo ha adquirido un merecido prestigio profesional en los últimos tiempos. Si en el pasado eran considerados como simples operarios de la bodega y el protagonismo se lo llevan siempre los propietarios, en el presente algunos asumen el papel de autores, e incluso dando lugar a vinos de autor, que al firmar sus obras pueden llegar a multiplicar el precio del vino, e incrementar el reconocimiento de la prensa especializada y del público en general. Muchos, además, poseen sus propias bodegas o marcas para sus elaboraciones, a parte de colaborar con terceros o dedicarse a la formación.


Magadí 2016 Bodega Betolaza en Briones (Rioja Alta) 22,50€

- Introducción: Sin inventos, solo recuerdos. Una nota de recuerdos a nuestros antepasados riojanos, “El vino que hacían nuestros abuelos” 100% Viura de nuestras cepas de 1961 del término “El Cantillo”. Toque final de roble americano nuevo, con un tueste muy ligero. Aterciopelado y cálido. El resultado es sorprendente, un vino blanco de Rioja Alta clásico de la variedad Viura 100% criado en barrica de roble americano y elaborado con tecnologías modernas. Nos recuerda a vinos blancos criados de Rioja Alta de antes, que ya habíamos olvidado.


- Notas de Cata: Fase visual: Color amarillo limón con reflejos verdosos, brillante, con una bonita lagrima. Fase olfativa: Intenso en nariz con aromas a frutos de pepita y hueso, melocotón, manzana, pomelo, mango y maracuyá. Bien ensamblados con aromas florales y de crianza en barrica tostado. Nariz compleja. En boca: Tiene volumen y una buena estructura, cálido, con cuerpo, final de boca untuoso y frutal, con matices de crianza en barrica muy largo y persistente en pos gusto.


- Elaboración: Es un vino de vendimia tardía de viñedos de más de 30 años, situados en Briones y San Vicente de la Sonsierra, que están en terrazas calizas de la variedad Viura 100%. Se despalillaron y maceraron las uvas en frio 12 horas. Se prensó y flotó el mosto yema para dejarlo más limpio posible, fermentando en depósito inoxidable a muy baja temperatura, no superior a 12º C. Terminada la fermentación alcohólica pasa a barrica de roble americano nueva de 225 l. para su crianza con lías durante 8 meses. Se embotella y sigue su maduración y crianza en botella mínimo 6 meses antes de salir al mercado.


Dosis 2015 Bodega Ramírez de Inoriza en San Vicente (Rioja Alta) 8,90€

- Introducción: Vino blanco criado en Roble Artesano Murua de poro microfino. Recomendado para cualquier ocasión y Maridaje. Vinos elaborados por ‘Bodegas y Viñedos Ramírez de Inoriza’, creada en 2001 tras una larga tradición vitivinícola de varias generaciones. Tienen 31 hectáreas de viñedos propios de la variedades viura y tempranillo. Combinan el cultivo tradicional de su tierra con toda la tecnología que ofrecen los últimos avances. Su capacidad actual de elaboración asciende a 250.000 Kg., repartidos en 10 depósitos de acero inoxidable y su la de almacenaje ronda los 360.000 litros en depósito y 70.000 litros en barrica. Cuentan con un parque de barricas de aproximadamente 200 unidades, de las cuales la mayor parte son de roble francés: Radoux , DarmajouA, Demptos y Taransaud. El resto de roble americano: Murua, Oayueta y Victoria.


- Notas de cata: Es un vino íntegro en su composición, de color amarillo pálido, brillante, fermentado a baja temperatura. Con aromas a frutas y con ligeros toques florales, en boca es sabroso y equilibrado con gran textura. Post-gusto agradable y sutil.

- Elaboración: Tras una selección de los racimos de viura, se someten a su maceración, consiguiendo que fluya el mosto, realizando a continuación la fermentación alcohólica. Seguidamente el vino es embotellado y se comienza la comercialización para su posterior consumo.


Betolaza Crianza 2015 Bodega Betolaza en Briones (Rioja Alta) 19,50€

- Introducción: Personalidad. Sorprendente Crianza lleno de vida, potente y muy equilibrado resultado de una selección de los viñedos, catando las uvas 5 días antes de la vendimia y una segunda selección manual a la hora de vendimiar en cada cepa.

- Notas de cata: Fase visual: De color rojo granate intenso con irisaciones azuladas en el borde de la copa, caja muy alta, limpio, con abundante lagrimeo. Presenta muy poca evolución. Fase olfativa: Tiene una intensidad muy alta de aromas con matices a frutos rojos, arándanos y moras, con frutas confitadas, licorosas, y orejones. Acompañados de fondos especiados, cacao, tofe, clavo, y vainilla, y un fondo balsámico, con tostados, y ahumados, bien ensamblados que le dan complejidad. En boca: Es carnoso, tiene nervio, con taninos enteros y equilibrados maduros que armonizan con la acidez, llenando la boca plenamente. Destacan en retronasal las futas confitadas y licorosas con minerales y especiados, el retrogusto es persistente fresco y largo.


Cantauri "Vendimia Seleccionada" 2014 Bodegas Alonso Gonzalez en Abalos (Rioja Alta) 6,00€

- Introducción: Cantauri Vendimia Seleccionada da sus primeros pasos en 1998, ya que hasta entonces sólo se producían vinos jóvenes o del año. Es la segunda generación la que decide apostar por los vinos criados y de calidad. Seleccionamos nuestros viñedos por edad, nunca inferiores a los 30 años y con una producción limitada. Tras la recogida manual se despalilla y pasa a deposito de acero inoxidable para hacer la fermentación alcohólica y a continuación la fermentación maloláctica.


Elaboración: Seleccionamos nuestros viñedos por edad, nunca inferiores a los 30 años y con una producción limitada. Tras la recogida manual se despalilla y pasa a depósito de acero inoxidable para hacer la fermentación alcohólica y a continuación la fermentación maloláctica. Una vez obtenido, el vino será envejecido en roble americano y a continuación en botella. Este proceso dura como mínimo dos años y medio. Viñedo: Bodegas Alonso González cuenta con una superficie de 20 ha de la variedad Tempranillo, 2,5 ha de otras variedades tintas (Graciano, Mazuelo, Garnacho, etc). Situadas desde los 520 m. hasta los 580 m. y protegidos por la Sierra de Cantabria. Suelos arcillo-calcáreos.

- Notas de cata: Un rioja de crianza, que de entrada parece reserva, pero que deja al final las notas más jóvenes. Muy bueno. Color rojo picota con matices violáceos. En nariz aromas intensos a las varietales, presencia de tostados. En boca entra muy bien, fresco, goloso, sedoso, con un tanino presente pero equilibrado. Me ha gustado.


Peña La Rosa. El Secreto del Abuelo 2015 Bodegas Fernández Eguiluz de Abalos (Rioja Alta) 15,00€

- Introducción: Fue creada en el año 1989, llamándose entonces Bodegas Julián Fernández Garrido, padre de esta empresa y familia y hombre dedicado al cultivo de la vid y a la elaboración de vinos desde su juventud y que sigue asesorando con el conocimiento de quien lleva toda una vida dedicado a la bodega al joven equipo que hoy la compone. El carácter familiar y la pequeña extensión de viñedos, hacen que bodegas Bodegas Fernández Eguiluz controle y mime y todo el proceso de nuestros vinos, desde el tradicional laboreo en el campo para obtener las mejores uvas hasta los más cuidados procesos enológicos para la elaboración del producto final. Rosas, arándanos en nariz. Redondo, placentero, muy limpio en boca. Muy riojano, fácil.


- Elaboración: Maceración carbónica pura (uva entera). Variedad: Tempranillo 100%. Viñas de las dos zonas Alta, Media con una antigüedad de más de 70 años. Viñedo propio. Suelo arenisco Vendimia en verde (eliminación de racimos buscando las mejores condiciones organolépticas y el mejor estado sanitario de los racimos). Vendimia manual, lo que nos permite realizar selección de racimos en el propio viñedo tras la vendimia en verde. Traslado a bodega en remolques de 3.500 kilos. Encubado de uva entera en depósito de acero inoxidable. Fermentación alcohólica intracelular a temperatura controlada. Maloláctica en depósito. Crianza en barrica de roble americano durante 18 meses.


Calitrancos 2015 Bodegas Betolaza en Briones (Rioja Alta) 25,00€

- Introducción: “Un sueño, una ilusión”. Espectacular, sin tonterías, un ejemplo de potencia, intensidad y volumen, una excusa, para juntarte con tu pareja, familia o amigos alrededor de una chimenea y disfrutar de la complejidad de la “Tierra Brionera”.

- Elaboración: Elaborado con uvas de la viña que tiene la propiedad en el término de Calitrancos en Briones, de la variedad Tempranillo en suelo arcillo-calcáreo con cantos rodados de más de 50 años con muy poco vigor. Se hizo un aclareo de uvas antes del envero, dejando aproximadamente 3.000 kg. por hectárea, días antes de la vendimia se hizo una rigurosa selección manual en la propia viña eliminando los racimos que no tenían suficiente calidad en cata. Se desgranan los racimos de uva cuidadosamente, sin estrujar, haciendo una maceración en frio antes de la fermentación. Fermento en 25 días a baja temperatura haciendo una maceración carbónica pura, y una vez realizada la fermentación Maloláctica, paso a barrica de 225 l. de roble francés 17 meses, dando 3 trasiegos por el método tradicional de barrica a barrica. No se clarifica ni filtra, se embotellan 2.384 botellas de 0,75 cl. y 57 botellas magnum de 1,5 cl., pasando a botellero para seguir una crianza de 6 meses en botella antes de salir al mercado. Este vino es el sueño de dos bodegueros jóvenes con mucha ilusión y ganas de hacer bien las cosas, uniendo la tradición con las nuevas tecnologías en la elaboración de sus vinos.


- Notas de cata: Fase visual: De color sangre de toro intenso, con matices granates en el borde de la copa, capa alta con abundante lagrimeo, glicerol. Presenta muy poca evolución. Fase olfativa: Tiene una intensidad muy alta de aromas con matices a frutos rojos y negros, mora y uva madura con varietales, frutas licorosas y orejones acompañadas de fondo de cacao, tofe, y regaliz de palo, balsámicos y especiados muy bien ensamblados, con los tostados y pastelería, que le dan gran complejidad. En boca: Es muy carnoso, potente, con volumen, taninos muy maduros compensados con la acidez del vino, ligeramente ardiente, con carácter. En retronasal destacan las frutas maduras negras y los varietales de las uvas, con minerales y especiados. En retrogusto es intenso, persistente, y voluminoso.


Abelo de Noa 2011 Bodegas Alonso González en Abalos (Rioja Alta) 33,00€

- Introducción: Abelo es un crianza especial elaborado desde el corazón. Un reconocimiento a mi padre Carlos Alonso Gonzalez, por el trabajo, dedicación y esfuerzo de todos estos años. Abelo está hecho con la frescura de la juventud y la sabiduría de la edad, dando como resultado un vino con sabor a vida y alegría. En este homenaje también colabora su nieta Noa, regalándole sus primeras palabras "Abelo"​. "Ejemplo de vida, sabiduria y paciencia"​. Es un vino que debe ser decantado ya que no ha sido clarificado ni filtrado  Es un vino elaborado de forma natural. Temperatura ideal de consumo :Tª 18C


- Elaboración: Fruto de nuestros viñedos con más de 40 años de antigüedad y producción limitada. Solo se elabora cuando la añada es excelente o muy buena; siendo producciones numeras. Con el objetivo de hacer el mejor vino, las barricas han sido seleccionadas por su especial finura y calidad. Roble francés 100%​. Viñedo:  Bodegas Alonso Gonzalez cuenta con una superficie de 20ha. de la variedad Tempranillo 2,5ha. de otras variedades tintas (Garnacho, Mazuelo, Graciano, etc)​. Situados desde los 520m hasta  los 580m. sobre el nivel del mar y protegidos por la Sierra de Cantabria. Suelos arcillo-calcáreos. ​Viñedo: 100% Tempranillo.

Bullon Cuvée nº13 2008 Bodegas Ramirez de Inoriza en San Vicente (Rioja Alta) 37,00€

- Elaboración: Procede de un viñedo propio de San Vicente de la Sonsierra. Se elaboró con vendimia seleccionada, fermentó a baja temperatura y maceró en depósitos de acero inoxidable inundado. Se crió 18 meses en barricas de roble francés (RADOUX), para descansar 12 meses en botella.

jueves, 17 de mayo de 2018

Melao Mejor Restaurante Venezolano en Logroño





MELAO MEJOR RESTAURANTE VENEZOLANO EN LOGROÑO

- Nombre: Melao
- Dirección: Calle Clavijo 26. Logroño (La Rioja - España)
- E-mail: melaologrono@gmail.com
- Telefono: 941 03 56 77
- Horario: 13:30-16:00, 20:00-23:00
- Descripción: Restaurante especializado en comida venezolana.
- Transporte público: Parada cercana de los autobuses 2, 9, 3, 5 y 4


Comida venezolana presentada con un toque "gourmet" sin perder su esencia. Se trata de un pequeño y acogedor restaurante, con el sueño de acercar el sabor venezolano a Logroño. Ubicado en la zona de la caba, se trata del primer restaurante de este tipo que se abre en la capital Riojana. La decoración nos traslada de forma cálida a la mejor parte de la cultura venezolana, su color. Los usuarios de TripAdvisor valoraron este lugar con un 4,5 sobre 5. Pero compruébalo tu mismo para hacerte una idea de cómo es este restaurante. El trato de los dueños y la camarera son muy buenos. La mayoría de los platos de la carta tienen unos precios interesantes. Este lugar tiene un ambiente agradable y una decoración acogedora.


Este restaurante aporta algo diferente a lo que estamos acostumbrados en Logroño. Combinando sabores venezolanos y canarios. La carta consiste en entrantes, bocadillos o arepas, batidos naturales que pueden ser con agua o con leche, otras bebidas del país y postres caseros. También zumos (jugos que dicen ellos). Prueba sus deliciosas arepas, sus empanadas y su carne de vaca. El bocadillo Yurubi, es una explosión de sabor y contrastes. Los expertos en restauración dicen que aquí las tartas caseras están muy sabrosas. Degusta su buen té, su zumo o sus batidos, etc. Comida diferente, muy apetitosa y abundante. El sitio no es muy grande, por lo que se aconseja reservar por si acaso.


Venezuela tiene varios platos representativos de carácter nacional como lo son, la arepa, el pan de jamón, el tequeño, el pabellón criollo y la hallaca típica en la época de navidad. Entre los platos regionales más representativos están la pisca andina, patacón, asopado de mariscos, tostada caroreña, arepa andina, el pelao guayanés, entre otros. También se nota que vegetales frescos o marinados son muy consumidos como acompañantes en la gastronomía venezolana (berenjenas, calabazas, papas, etc.).


GASTRONOMÍA DE VENEZUELA

La gastronomía de Venezuela es muy variada, y es el resultado de la mezcla cultural y gastronómica procedentes de Europa (especialmente de España, Italia, Francia y Portugal) y África (a través de las poblaciones de esclavos llevados por los españoles) con la gastronomía de los pueblos indígenas de Venezuela. En su conjunto ha recibido influencias notables de la gastronomía mediterránea. Quizás el plato más conocido es la arepa, una especie de bollo asado circular de masa de maíz que se consume rellena con otros alimentos o se utiliza como acompañante. Otros platos muy conocidos también son el pabellón criollo, la hallaca, el sancocho, la carne a la parrilla, el asado negro, el mondongo, la cachapa y el pollo en brasas.


Los platillos venezolanos pueden variar depende de la zona geográfica del país. La gastronomía venezolana es variada, y en ocasiones puede resultar de la mezcla de culturas que en el pasado habitaban el país, como lo son la de los indígenas y luego la llegada de los europeos que desde sus tierras trajeron consigo diversidad gastronómica como la española, italiana, francesa y del mediterráneo. Algunos de los ingredientes más comunes en las preparaciones son cereales como el arroz y el maíz, lentejas, caraotas, arvejas, frijoles y otros granos, tubérculos como la papa y la yuca, carnes como la de rés, pollo, gallina, carne de chivo, cochino (cerdo), y una gran variedad de pescados y mariscos. Es importante también la variedad de frutas tropicales como el mango, el cambur, la lechoza, la guayaba y la parchita.


REGIONES

Debido a la extensión territorial, la diversidad de los recursos agropecuarios y a la pluriculturalidad propia del pueblo venezolano, la gastronomía varía según la región del país de la que se trate, así en líneas generales los elementos típicos de la cocina de cada estado son las siguientes:


- Oriente, Guayana y Caribe: predominio de pescados de mar y de río, mariscos y langostas, tubérculos como ñame, papas y ocumo chino, maíz y carne de res en la zona sur-llanera donde también hay producción de quesos frescos suaves (guayanés, de mano, clineja, mozzarella criolla, etc.), comidas cotidianas de pescado frito o guisado acompañado con arepas, arroz, ensalada y tajadas. Tendencia de comidas marítimas Europeas (como almejas con vino blanco, paella, etc.).


- Occidente y Zulia: consumo de carnes como chivo, cabra y conejo, extensivo el uso de producción de quesos. Tendencia a los platos autóctonos con amplia influencia indígena y europea. Existe además una variedad de comidas rápidas nacidas particularmente en el Zulia, entre estos; el patacón, tumbarrancho (variedad de arepa) y los pasteles de trigo frito. Entre sus dulces típicos se encuentran los huevos chimbos, dulce de icaco, limonsón e higos.


- Centro: diversidad alimenticia por estar en el centro de las zonas productivas y por la carencia de regiones agropecuarias importantes, consumo de pollo, carne, pescados guisados o asados, arroz, pasta, ensaladas y mucha influencia de gastronomías internacionales. Tendencia española, italiana, francesa, portuguesa y otras de influencia europea.

  
- Llanos: gastronomía parecida a las zonas llaneras o pampeanas de Brasil, Uruguay y Argentina, consumo de carne de res y animales de caza (venado, chigüire, capibara, lapa, Cuniculus paca, morrocoy, etc.) en parrillas, asados y carne en vara, utilización del maíz en cachapas, gran producción de quesos y derivados de la leche.

  
- Andes: cocina relacionada con los andes colombianos, uso de papas, trigo, tubérculos y carne de res, oveja, pollo, poco pescado exceptuando a la trucha cultivada, orientación más europea y típicamente de la región andina sudamericana.

  
PLATOS

En Venezuela, es común consumir platos preparados con pescado salado o chigüire (capibara) en Semana Santa, también se consume pastel de morrocoy, pero esto es menos común. En Navidad la mesa navideña suele tener hallacas, bollos, pernil de cerdo, pan de jamón, pavo relleno, ensalada de gallina y dulce de lechosa, higos, icacos, toronja, merey (marañón), entre otros.


Venezuela es el segundo consumidor de pasta del mundo, justo detrás de la misma Italia: los espaguetis (aunque no autóctonos) son considerados actualmente un plato fundamental en la dieta de los venezolanos. Mas en este país es muy común aderezar la misma con kétchup, mayonesa o salsa rosada, siendo menos común el empleo de las tradicionales salsas para pastas (bolognesa, napolitana, carbonara, etc.).


Cabe destacar que en Venezuela también se consume la llamada comida rápida, principalmente en forma de hamburguesas (no sólo de las famosas franquicias como Burger King, McDonald's, etc.; sino también en expendios llamados "calles del hambre"), perros calientes (los cuales poseen su propia variante y en algunos lugares le llaman vulgarmente asquerosito) y pepitos. Si bien también es posible elaborarlos en casa.


ACOMPAÑANTES

En algunas regiones (principalmente en el centro y los Llanos centrales) es bastante común el uso de espaguetis como acompañante (muchas veces en lugar de arroz). También está bastante extendido el consumo de pan de trigo, mayormente en las ciudades (Caracas, Valencia, Maracay, Maracaibo, Barquisimeto). El tipo de pan más usual suele ser la baguette (llamado también canilla, cuya versión en panecillos se le conoce como pan francés), seguido del llamado pan campesino (cuya corteza es gruesa y áspera espolvoreada con harina y su masa muy suave). Es bueno acotar que el pan de trigo no es autóctono de Venezuela, sin embargo se ha popularizado gracias a la influencia de inmigrantes europeos (mayormente portugueses) que regentan panaderías en este país.


SALSAS

Está muy extendido el consumo de otras salsas tales como el ketchup (llamado simplemente salsa de tomate), mayonesa, salsa de soya, mostaza, Worcestershire (salsa inglesa), tabasco, salsa rosada, salsa tártara, etc. (aun no siendo autóctonas). También es muy común el consumo de alimentos untables (si bien la mayoría de ellos no son autóctonos), tales como la margarina (llamada impropiamente mantequilla), crema de leche, queso fundido, queso crema, jamón endiablado (llamado diablitos), etc. Todo ello principalmente con las arepas, casabe, pan, etc.


DULCES

Aun cuando no son autóctonos, está extendido el consumo de otros dulces tales como la selva negra, natillas, pie de limón, arroz con leche, berlinesas (llamadas bombas o pavitas), palmeras, milhojas, etc. También se consume en Navidad el turrón, herencia de inmigrantes españoles y el panetón originario de Italia.


BEBIDAS

Venezuela es el tercer país de Latinoamérica con mayor consumo de alcohol y uno de los mayores consumidores de cerveza en el mundo. Es común que el venezolano acompañe sus comidas con jugos de frutas y tallos o bebidas gaseosas (refresco o malta). También con bebidas espirituosas en donde la cerveza es por mucho la principal. En la costa y grandes ciudades se bebe frecuentemente agua de coco. Es muy común en Venezuela el consumo de cerveza, particularmente la de tipo Pilsen. También es común consumir whisky escocés con agua, soda o agua de coco, principalmente en ocasiones especiales.


PLATOS EN ALGUNOS ESTADOS

- Amazonas: Existen restaurantes donde se sirven los mejores platos de la zona: tortuga preparada en su carapacho, danta, lapa; también pescados de las más finas cualidades, como el morocoto, la curbina, la palometa, el bocón, el caribe, la guabina, el pavón y el lau lau; entre las aves: el paují, pato silvestre, el pavo y la gallina. En Amazonas se dan frutos como el pijiguao, el túpiro, la cocura, el moriche, el copoazú, la curuba, la manaca, las piñas y el ceje; este último se recolecta en todo el estado, especialmente en los valles de los ríos Manapire, Casiquiare, Sipapo, Cuao y Ventuari; de él se extrae el aceite de ceje, dotado de propiedades medicinales.


- Anzoátegui: Entre las principales bebidas encontramos: agua de coco, guarapo de piña, guarapo de papelón, ron con ponsigué y ron con píritu, jugo de mango verde. Entre los dulces típicos de la región se encuentran: Majarete, Arroz con Coco, Buñuelo, Jalea, Dulce de Merey y Dulce de Lechosa. Los pescados y mariscos, el Pastel de Morrocoy, Talkarí de Chivo, Pastel de Chucho, Hervido de res, Chicharrón. Morcilla y las Huevas de Lisa representan los platos más exquisitos de la región. Casabe. Torta elaborada con harina extraída de la yuca o mandioca, que es el pan típico de la región.


- Bolívar: La gastronomía del estado Bolívar, es el resultado de la fusión de varias culturas indígenas venezolanas. Se caracteriza por el uso de la yuca, el merey, el maíz y el pescaculodo, de donde derivan platos con sabores únicos y extraordinarios. El estado Bolívar posee una gastronomía muy variada utilizando los productos de la zona, siendo el casabe (preparado de la yuca) el principal acompañante de los diversos platos, destacándose luego el pescado de río conocido como la sapoara y el merey de donde se preparan diversos dulces, turrones, etc. También se elaboran variedades de quesos como: el telita, queso de mano y guayanés,entre otros.


- Carabobo: El Estado Carabobo tiene una cocina con muchos componentes comunes al resto de Venezuela como: cachapas, empanadas, arepas y hallacas. Aparte de eso, tiene algunas particularidades, como son: La chicha de maíz; El pescado frito con tostones y ensalada en la zona costera (Puerto Cabello y Morón); El quesito valenciano, preparado con queso blanco, pimentón rojo y verde, cebollas, mantequilla y leche; el cual se usaba a su vez como relleno de otro plato típico de localidad; La arepa de Pernil; El Pabellón criollo; La carne de cochino con el chicharrón en la zona oriental (Guacara, Mariara y San Joaquín); Las caraotas con azúcar; Los tequeños de jojoto; La mermelada de naranja casera; La ensalada diplomática; Las empanadas operadas; La hallaquitas con funche aliñado; El pollo con naranjas; La torta de pan; Dulces a base de almíbar; Los dulces de naranja, limón y las conservas de naranja; Las panelas de San Joaquín, producidas y vendidas en San Joaquín.


- Guárico: El plato símbolo por excelencia es el “Pisillo Guariqueño”, una fritura aliñada con ajo y ají dulce en la que se encrespan las hilachas de carne de venado salada y secada al sol, así como también carne de ganado, pescado o chigüire. El tradicional sancocho de gallina también es preparado con frecuencia en esta región. El ingrediente básico es la gallina, cocinada con aliños verdes en abundancia y verduras. Otro plato muy conocido en todo el territorio nacional, pero que en San Juan presenta una variación es el mondongo, ya que adicionalmente a las verduras y la carne de res, se le agrega limón, patas de ganado y panza.


Otro plato no muy conocido, pero muy recomendado y buscado, es la palometa frita, en donde se emplea la carne de este exquisito pescado, aderezada con ajo, sal y limón; para luego freírla envuelta en harina. También es muy famoso el pastel de morrocoy, plato muy preciado en todo el país, cuya elaboración se basa en la carne de morrocoy, aliños, pasas, huevos, papas, vino y picante. La variante de esta receta "considerada un manjar" es el pastel de tortuga, que posee los mismos ingredientes, a excepción de la carne. En algunas partes del país, esta tradición culinaria ha ido disminuyendo por razones ecológicas, con el fin de preservar la especie. Sin embargo, aún son muchos los sitios donde puede degustarse.

  
- Lara: En este estado se suele usar como acompañante de los desayunos y almuerzos un producto lácteo cremoso, acidificado y salado llamado suero de leche o simplemente suero (no confundir con el verdadero suero de leche), el cual se elabora con leche de vaca o de cabra. Tostadas caroreñas; Parrilla 7 montes; Chanfaina (guiso de vísceras de ganado caprino); Patas de grillo o pat'e grillo (carne de ganado caprino desmechada y frita); Lomo prensado; Mondongo de chivo; Ovejo asado; Longaniza sanareña. Entre los postres están: Dulce de leche cortada y dulce de piña.


- Mérida: Existen otros platos merideños, entre ellos las variables maneras de preparar las truchas, el famoso queso ahumado, postres como los dulces abrillantados, sopas como el Mute o mondongo, otros dulces son; El Alfondoque, los higos cubiertos. Así como ponches y bebidas características de Mérida como la Mistela, Chicha andina, Calentaíto, el chorote, el aguamiel, el guarapo de piña, las vitaminas, jugo de curuba, El vino de mora, El papelón, chunguete, cochute, sopa de platano verde, la melcocha, la polvorosa, bocadillos de guayaba, higo relleno de arequipe, dulce de lechoza con hojas de higuera, la caspiroleta, panes merideños, sopas merideñas, en fin son innumerables delicateses que han existido en la historia de la gastronomía Mérideña, existe en la radio merideña unos micros gastronómicos llamados "Nuestra Cocina" con el reconocido locutor y abogado Ricardo Ferrer investigador gastronómico, donde cada día se conoce de la gastronomía merideña, nacional e internacional.

Dentro de la cocina del estado Mérida algunos de los platos más representativos de la misma son los dulces, éstos que tienen procedencia de siglos pasados son preparados tradicionalmente y actualmente son vendidos como souvenirs a los turistas que visitan el estado. Algunos de estos platos dulces son: Dulces abrillantados: quizá los dulces más famosos de la entidad, los dulces abrillantados son preparados a base de leche y cubiertos de azúcar. Los dulces eran creados en la antiguada por las monjas del convento de Mérida; Chicha andina; Fresas con crema; y Mermeladas.

- Monagas: Casabe: Acompaña la cabeza de ternera horneada al estilo de la sabana; Sancocho de cangrejo de río; Sancocho de guaraguara: Sopa elaborada a base de guaraguara (un tipo de pescado de río, llamado también "corroncho"), verduras y ají dulce; Sancocho de busco: Sopa elaborada con pescado de río, verduras y ají dulce; Cachapa burrera: torta hecha a base de maíz tierno, azúcar y un punto de sal; Carato de mango: bebida preparada a base de mango verde sancochado. Se le extrae la pulpa y se licúa con agua y azúcar; Dulces de almíbar: se venden en la población de El Corozo; Pescado salado (seco) acompañado de batata (chaco) o taro (ocumo chino); Torta de jojoto: es hecho a base de maíz; Mazamorra: postre hecho a base de maíz tierno.

- Nueva Esparta: El estado Nueva Esparta, posee una amplia gama de platos autóctonos, por lo general elaborados a base de productos del mar u obtenidos a través de la siembra local. La torta de cazón podría considerarse como el plato emblemático de la región, es un pastel elaborado con cazón (cría de tiburón) y plátano (similar al pastel de chucho, sólo que aquel se elabora con chucho "pez rajiforme" y posee más ingredientes). Del mismo modo, se pueden conseguir "hervidos" de pescado, que básicamente son sopas elaboradas con peces de la zona (bagre, corocoro, pargo, carite, etc.). Entre los productos de la tierra usados en la gastronomía local, sobresalen el tomate y ají margariteño (de la isla de Margarita), reconocidos en toda Venezuela por su alta calidad en cuanto sabor y textura.

También se consumen pescados fritos o asados, entre los cuales resalta el corocoro (Haemulon plumierii), el pargo, el carite, la catalana, etc; acompañados de arepas o casabe. No menos importante es el pabellón margariteño, el cual viene a ser una variante del pabellón criollo donde se sustituye la carne mechada por guiso de cazón. Con dicho guiso también se rellenan las típicas empanadas.

- Zulia: El estado Zulia posee una mezcla cultural heredada de los europeos e indígenas que ocuparon y ocupan estas tierras, de la misma manera dicha mezcla es observada también en los diferentes platos autóctonos de la región, entre ellos tenemos: Chivo en coco, Cazuela marinera, Mojito en coco, hicaco, Escabeche costeño, Huevos chimbos, Arroz con palomitas, Bollos pelones, Plátano lacustre, Mandocas, Dulce de limonzón, el pabellón criollo, los pastelitos, las arepas, las cachapas, Dulce de paledonia y Patacón, siendo este último, emblemático de la zona.

Entre los más destacados se encuentran: El Chivo en Coco: Plato Elaborado con Chivo, Coco y Especies El Mojito en coco: Plato Seco que Contiene Pescado Coco y Aliños; El Patacón: Plátano, Mantequilla y Queso o plátanos fritos en tajadas rellenos de carne, pollo, vegetales queso y salsa y a veces se puede hacer con topocho u otro tipo de plátano más dulce; Tequeños: Los tequeños son los pásapalos venezolanos más famosos y queridos, son preparados con palitos de queso forrados en masa y fritos al momento de comerlos; Empanadas: es un alimento preparado compuesto por una fina masa de pan y levadura, masa quebrada o de hojaldre, rellena de cualquier alimento salado o dulces; Bollos pelones: se hacen con harina de maíz, guiso de carne o gallina y salsa de tomates.