jueves, 17 de agosto de 2017

Maison Cailler – Turismo Chocolatería Suiza en Broc



 MAISON CAILLER - TURISMO CHOCOLATERÍA SUIZA EN BROC

- Nombre: Maison Cailler – La Chocolaterie Suisse.
- Fundación: 1819 (Marca de chocolate más antigua del mundo).
- Actividad: Museo dedicado al chocolate.(Recorrido por la historia del chocolate y Caille).


- Localización: La fábrica está situada en el pueblo de Broc, muy cerca de Gruyères.
- Precios: Los niños hasta 16 años no pagan si van acompañados de un adulto. La entrada para los adultos cuesta 12 CHF.
- Horarios: De abril a octubre de 10 a 17h. De noviembre a marzo de 10 a 16h. Abren todos los días del año excepto Navidad y Año Nuevo.


- Dirección: Rue Jules Bellet 7, 1636 Broc
- Teléfono: + 41 (0)26 921 59 60
- E-mail: maisoncailler@nestle.com
- Web: www.cailler.ch


QUE VER Y HACER MAISON CAILLER

Sentir, saber, descubrir, disfrutar y participar. Todo esto nos intenta transmitir la experiencia única, que es visitar la fábrica de chocolate "Maison Cailler" en Broc.


- Visita: La visita es muy diferente de cualquier fabrica, es mucho más lúdica. Tiene un circuito con audio-guía, se puede elegir entre muchos idiomas. Tienes que ir activando acercándola a diferentes puntos del recorrido para que te vaya explicando cosas.


Te explican desde los inicios del descubrimiento del cacao hasta la elaboración en nuestros días, apto tanto para niños como para mayores. Al final del circuito hay degustación gratuita de bombones, si te gusta el dulce, no te lo puedes perder.


Al principio, vas pasando por diferentes salas donde te explica la historia del chocolate, desde su origen con los mayas y los aztecas hasta el día de hoy de la marca Cailler, que pertenece a Nestle. Estas salas están bien diseñadas con decorados que se mueven, sonidos y luces.


Una vez terminado este recorrido histórico, pasas a una sala donde la chocoguía te va contando el proceso de producción explicando cada ingrediente y donde los puedes degustar cada uno, y tocarlo y olerlo.


Luego hay un pequeño recorrido donde coges una pequeña chocolatina y te explican los diferentes paso a seguir antes de tomártela, y te van contando sobre el tacto de la chocolatina, su olor, el ruido que hace al partirse en función del tipo de chocolate, y finalmente sobre cómo degustarla.


Y al final, te llevan por una zona de producción de uno de los chocolates desde que está liquido hasta que lo envasan en forma de barrita, y que por supuesto también la pruebas.


Para finalizar el tour, llega la parte que todo el mundo está deseando. Una sala donde puedes degustar todos los tipos de chocolates que tienen (blanco, con leche, negro, con frutos secos, etc.).


Están todos dispuestos en bandejas en pequeños trozos, y las van reponiendo según se van terminando. Puedes estar allí comiendo el tiempo que quieras.


- Cata de Chocolates: Uno de los puntos fuertes de la visita son las catas de chocolates. Todo empieza en un pequeño puesto donde un empleado nos da a probar las branches, uno de los productos estrella y más antiguos de la compañía. Más adelante pasaremos por un pasillo, donde podemos probar diferentes bombones y tipos de chocolate.


- Taller de Chocolate: Ahora que están de moda los programas de cocina tipo Master Chef. Aquí podemos emular a los grandes maestros chocolateros y hacer nuestras propias creaciones. El museo del chocolate de Cailler propone clases a grupos de quince niños de 6 a 12 años. Son lecciones de una hora de duración, les hacen regalos y el precio es de 25 CHF. Hay que hacer reserva previa.


Si ya no sois niños y os apasiona el mundo del chocolate, también hay talleres para adultos, que duran dos horas y media. El precio es de 75 CHF e incluye la visita a Maison Cailler.


- Tienda de Chocolates: Finalmente, para los visitantes se creó una tienda en la que se ofrece toda la gama de chocolates de Cailler of Switzerland. La tienda es muy grande y bien surtida. Todo entra por los ojos, bombones, cajitas de metal, envoltorios delicados, etc.


- Cine Masion Cailler: Aquí el pasado revivirá por medio de una serie de fotografías y videos que muestran la historia de la fábrica original (1898) hasta la década del 60 del siglo pasado. Un viaje a través del tiempo que da vida a los recuerdos.


- El tren del chocolate: Para los que no dispongan de coche y estén alojados en la zona del lago Lemán, tenemos la posibilidad de visitar Maison Cailler, gracias al tren del chocolate. Este parte desde Montreux hacia la región de Gruyères. Aquí podremos pasar una jornada inolvidable visitando la fábrica de chocolate, pero también Maison du Gruyère, donde se produce el famoso queso.


También os dejan tiempo libre para visitar Gruyères y su fantástico castillo. El tren ofrece café y croissants y todos los traslados en bus para visitar las fábricas. Los precios son 99 CHF adultos y 49 CHF los niños siempre que posean la Junior Card.


HISTORIA DE CAILLER

Cailler es una institución en Suiza y más desde que se unió a Nestlé, formando un imperio de la industria chocolatera, pioneros en crear el famoso chocolate con leche.


Su fundador fue François-Louis Cailler que fundó la compañía entre los años 1818 y 1820, siendo actualmente la marca de chocolate más antigua del mundo.


Tras comprar varias fábricas y hacer prosperar la empresa, su yerno Daniel Peter relanzó el negocio e inventó el chocolate con leche en 1875. Los éxitos continuaron sucediéndose y quince años más tarde, en 1890 la compañía inventa los pralinés.


En 1898 el nieto de Cailler, Alexandre, abre la actual fábrica de chocolate en Broc, en el corazón de Suiza, una región profundamente fértil en pastos.


La gran crisis del 29 también sacude los cimientos de Cailler y provoca que se asocie al Grupo Nestlé, el gran gigante de alimentación suizo.


En 2010, fruto de la fama de los chocolates Cailler y de su situación en una de las regiones más bonitas de Suiza, se abrió la Maison Cailler, un espacio donde descubrir la historia del chocolate y de Cailler así como los procesos de producción de este preciado alimento.


VISITA A MAISON CAILLER

La visita a Maison Cailler empieza por un paseo por la historia del chocolate. Se entra en pequeños grupos de 10-12 personas, hay un ascensor que baja hasta una sala donde se habla del origen del chocolate, en la época de los aztecas. Luego se va pasando por diferentes salas explicando su evolución y su historia en Europa, desde su introducción hasta la relación del mismo con Cailler.


Este recorrido dura unos 20 minutos y hay tours en español. Se va sin guía y las puertas se van abriendo y cerrando para permitirnos el paso a otra sala.


HISTORIA Y EVOLUCIÓN DEL CHOCOLATE

- Orígenes del Chocolate: Inicialmente fue consumido por las tribus olmecas de Mesoamérica, hace tres mil años, como bebida y posteriormente empleado como moneda por los mayas, trasladándose posteriormente al Imperio azteca.


Durante la época del declive de estas culturas precolombinas, y comenzada la conquista de América, tras la conquista de México, el conocimiento del chocolate llega a Europa mediante el monopolio inicial creado por España sobre el comercio del cacao. En España cambia la fórmula inicial, se le endulza con azúcar de caña y aromatiza con canela, logrando inicialmente una gran aceptación social.


Los olmecas de La Venta en Tabasco fueron los primeros humanos en beber el cacao. Tras los Olmecas, los mayas de Tabasco expandieron el consumo del cacao al territorio maya de la Península de Yucatán y Centroamérica, al imperio azteca en el Altiplano Central, y a la cultura Izapán quienes llevaron el conocimiento del cacao hasta la provincia de Soconusco.


No hay en ningún documento la forma de elaboración, preparación o procesado del cacao. Ya que los Olmecas no poseían un sistema de escritura y poco se sabe de las recetas empeladas en su elaboración.


- Periodo Maya: El pueblo maya, al contrario de las culturas ágrafas anteriores, usaba de descripciones en forma de jeroglíficos que conformaban la denominada escritura maya. Empleaba mayoritariamente como soporte de escritura el papel (por regla general papel amate). Quedan algunos códices supervivientes, muestra el jeroglífico del cacao (kakaw).


El cacao aparece en el códice de Madrid, en la primera un joven agarra unas vainas de cacao, y en otra cuatro dioses derraman su sangre sobre unas vainas de cacao. Esta última muestra la relación ideográfica entre el cacao y la sangre humana que posteriormente pasaría a los aztecas.


El empleo del cacao como medicina, por regla general estomacal era muy habitual. Para su mejor efecto solía mezclarse con otras plantas y de esta forma con castilla elástica se curaban las heridas previniendo de sus infecciones, con mecaxochitl (piper sanctum) para la tos, con uey nacaztli (Chiranthodendron pentadactylon).


Las descripciones de los etnógrafos modernos muestran que los pueblos mayas poseían una variedad de preparaciones del cacao. Todas ellas servidas y preparadas como bebida caliente. El cacao servido con agua caliente se denominaba chacau haa.


Al cacao molido se le podía añadir maíz y semillas de sapote (en este caso la bebida se denominaba tzune) y era servido en las ocasiones especiales. Uno de los ingredientes aromatizadores es la vainilla y el hueinacaztli (una planta aromática denominada Cymbopetalum penduliflorum y con sabor similar a la pimienta negra).


El hueinacaztli será posteriormente uno de los ingredientes más típicos en las preparaciones aztecas de chocolate. El cacao, se solía mezclar también, con chiles molidos secos (capsicum annum). Algunas de las preparaciones específicas provienen del Lacandón y se caracteriza por añadir un agente espumante natural proveniente de una planta trepadora (denominada suqir).


En otros casos se añadía un colorante natural como es el caso del achote (bixa orellana). Las apariciones del cacao son frecuentes en el libro del Popol Vuh ("Libro del Consejo" o "Libro de la Comunidad").


- Periodo Azteca: La influencia de esta palabra chocolate (xocolatl) durante el imperio azteca es importante ya que será la que escuchen mayoritariamente los conquistadores españoles y la palabra que posteriormente se difundirá por el mundo.


Del empleo que hacen los aztecas del cacao como moneda hay diversos testimonios "usan la moneda, no de metal, sino de nuececillas de ciertos árboles parecidos a la almendra". Mencionando que la moneda es muy acertada, por predisponer a la avaricia y al mismo tiempo una bebida deliciosa y reconfortante.


La cantidad de granos de cacao indicaban el valor, su valor incremental se mostraba en sistema vigesimal, de esta forma cuatrocientos granos de cacaos (20x20) formaban un zontli, veinte zontles (20x400) hacen un xiquipilli.


Los conquistadores españoles lograron compilar tablas de equivalencias entre algunos productos y el número de granos de cacao, por ejemplo diez granos equivalían a una liebre, el mismo precio equivalía al precio de una prostituta, un centenar de granos permitía la compra de un esclavo, etc.


El cacao servía a menudo como pago de tributos durante la época prehispánica, así como medicinales. Los aztecas poseían como bebida popular el iztac octli (se trata de una bebida de fermentación alcohólica de muy bajo contenido alcohólico procedente del agave) y su elaboración y consumo estaba reservada a ancianos y enfermos, la otra bebida era el chocolate que estaba reservado a adultos, entre ellos las clases elevadas, las élites y los guerreros.


- Descubrimiento y Propagación por Europa: El chocolate es el alimento originario de América, que, comparativamente con otros, se incorporo con mayor popularidad en la sociedad europea del siglo XVII.


El cacao entra en Europa por España, introduciéndose casi simultáneamente con otras bebidas exóticas como el café y el té. Por la confesión religiosa de los países europeos que lo promocionan, se identifica al cacao y su bebida como procedente de los países católicos, mientras que el café y el té procede de los países protestantes. Las bebidas sufrirán, a pesar de su total aceptación, diferentes velocidades de difusión en los distintos países europeos.


De España pasa a Francia e Italia, en el primer caso debido a la corte francesa (de influencia española) y en el caso italiano por las redes conventuales y religiosas de la época. Poco a poco se iría extendiendo su consumo a lo largo de todos los países europeos y asiáticos, y el cultivo del cacao estableciéndose en África.


El chocolate permaneció en estado líquido, como bebida, hasta bien avanzado el siglo XIX. Concretamente en 1828, cuando fue empleada la prensa hidráulica en la extracción de la manteca de cacao.


Los descubrimientos técnicos posteriores, realizados en Europa, con el objeto de mejorar tanto su manipulación como su elaboración, y el mejor conocimiento sobre la composición del chocolate, logró modificar su aspecto inicial de bebida.


Es a finales del siglo XIX, y comienzos del XX, cuando surgen como novedad las primeras elaboraciones confiteras de chocolate sólido: Bombones, pralinés, barras de chocolate, etc. Las características que necesita la planta para su crecimiento hacen que el cacao se pueda cultivar solamente en algunas regiones con clima tropical. Si inicialmente la producción provenía de América, esta situación iría cambiando poco a poco.


En la actualidad más de la mitad de la producción del cacao proviene de África (concretamente de Costa de Marfil), siendo la producción en América inferior a la tercera parte (el mayor productor es Brasil en la profundidad de la selva amazónica), y completa la producción Asia y Oceanía (plantaciones de Malasia y Nueva Guinea).


DIFERENTES INGREDIENTES DEL CHOCOLATE

Después del recorrido histórico empieza la visita al proceso productivo del chocolate. La primera gran sala nos muestra unos paneles con diferentes actores en el proceso de elaboración del chocolate, desde los trabajadores de países exóticos que participan en la extracción del chocolate hasta los que lo hacen en la fábrica de Broc.


Con una audio-guía iremos averiguando las funciones de cada una de las personas y procesos responsables de la producción del chocolate. Al mismo tiempo participamos con todos los sentidos de los ingredientes que forman parte de los chocolates Cailler. Así podemos tocar, oler o incluso probar, el cacao, la vainilla, las almendras, etc.


- Historia de la Elaboración del Chocolate: Mientras que la viscosa pulpa de las vainas es fácilmente identificable como alimento, es difícil percibir por los humanos que las amargas almendras de su interior puedan ser empleadas.


 Es muy posible que en sus comienzos fueran desechadas y esto produjese su fermentación casual. Algunos autores de la época sostienen que las almendras podrían haberse empleado como medicina.


Por suerte las semillas del cacao abandonadas tienen tendencia a fermentar y afortunadamente este proceso natural aminora la concentración de substancias astringentes que hacían tan desagradables a los animales merodeadores el uso de las semillas frescas, recién salidas de las vainas. Un ligero secado y un posterior tostado al sol van mejorando las cualidades organolépticas del cacao.


Es muy posible que estos simples pasos en la elaboración del chocolate, empleadas igualmente en la actualidad mediante el uso de modernas tecnologías, se hubieran dado de forma casual y espontánea en ciertos lugares de Mesoamérica hace ya entre 800 a. C. y 500 a. C.


Existen evidencias de elaboración de bebidas alcohólicas mediante la fermentación alcohólica de la pulpa en las primeras culturas de Mesoamérica.8 Los granos de cacao arrojados a una fuente calórica, bien sea un fuego o una superficie caliente, arrojan un aroma penetrante que invade el aire circundante.

  
- Árbol del Cacao: El cacao es un árbol que se reproduce en una estrecha franja alrededor del ecuador terrestre que va aproximadamente desde los 20º de latitud norte a los 20º sur. Esta característica de la planta hace que se delimite claramente sus orígenes a unas ciertas áreas en el planeta y no hay duda posible entre los científicos de que su origen se encuentra en ciertas zonas de Mesoamérica.


Cuando el árbol del cacao florece, y su flor es convenientemente polinizada, da lugar con el tiempo a una especie de vaina (o mazorca) de veinte centímetros de longitud que cuelga de las ramas del árbol. Tal vaina desarrolla en su interior entre treinta y cuarenta judías en forma de almendras de color marrón-rojizo que se encuentran inmersas en una pulpa blanquecina y viscosa de ligero sabor dulce.


Su aspecto y características son tan robustos y resistentes que, incluso madura, no puede ser rota sin ayuda de un instrumento, a excepción del ser humano, que mediante el uso de machetes, las abre diseminando su interior.


El contenido de alcaloides en las almendras de cacao les da un sabor amargo, y por lo tanto muy desagradable a los animales que deseen alimentarse de ellas. Sin embargo, la pulpa del interior de las vainas que rodea las semillas es dulce y de una textura agradable, razón está por la que posiblemente atrajese a los hombres a su primer consumo, desechando finalmente las amargas almendras.


Las vainas toman entre cuatro y cinco meses para alcanzar su tamaño y otro mes más para alcanzar su estado de maduración. Este ritmo del cacao hace que existan aproximadamente dos periodos de recolección anuales. Es de destacar que existe un proceso laborioso que va desde las amargas y astringentes semillas del cacao, hasta la elaboración de la bebida que se solía hacer con ellas.


La pulpa blanca del interior de las mazorcas de cacao era consumida por su sabor ligeramente dulce en América del Sur, desechando los granos, mientras que en América Central los granos se fermentaban con la pulpa dando lugar a la bebida del cacao.


Esto hizo que el cacao se consumiera popularmente en Mesoamérica. Una de las primeras iconografías sobre el cacao provienen del Perú, no obstante las referencias escritas (en forma de jeroglíficos), son posteriores, y provienen de Mesoamérica.


PROCESO PRODUCTIVO DEL CHOCOLATE

También descubrimos parte de los secretos de la producción del chocolate con leche. Vemos por ejemplo máquinas que nos enseñan cómo se van creando las famosas branches y otros procesos de producción.


Mientras se explican las diferentes etapas de la fabricación de los chocolates Cailler en el transcurso de un interactivo recorrido audiovisual. Con la ayuda de cámaras, los visitantes tienen la posibilidad de seguir en tiempo real el procesamiento de los ingredientes básicos para la fabricación del chocolate.

  
- Elaboración del Chocolate: Tras el tratamiento al que se somete a las habas de cacao en las zonas de recolección, estas se envían a las distintas fábricas chocolateras. Al llegar, los granos se examinan y se clasifican.


Lo primero que se realiza es el lavado y tostado de las habas del cacao. El objetivo es aumentar el aroma y favorecer el desprendimiento de la piel de las semillas. Un sistema de cepillado posterior permite eliminar esas pieles y cualquier otra impureza o cuerpo extraño.


A continuación, se realiza la torrefacción de las habas del cacao ya tostadas, un proceso importantísimo para la calidad final del producto. En unas grandes esferas giratorias, las habas se tuestan durante unos pocos minutos a entre 110 y 120 °C., eliminándose la humedad y la acidez, al tiempo que se favorece el desarrollo de los aromas. Cada tipo de grano que formará parte de una determinada mezcla de chocolate se tuesta por separado.


Después de su enfriamiento, las habas, cuyas cáscaras han comenzado a explotar por el efecto de la torrefacción, se llevan a una máquina de descascarillar y cribar, que abre los granos tostados y separa los pellejos, ligeros, de la parte comestible, más pesada. Las cáscaras y hollejos se reciclan como compost para jardines, o para elaborar mantecas de baja calidad llamadas comercialmente Cocoa.


La cocoa tiene un perfume y un sabor relativamente similar al del chocolate en polvo, pero que carece de las características originales del chocolate hecho a base de cacao. Se consigue mayormente de manera industrializada y es de color marrón oscuro.


La cascarilla sirve para hacer bebidas todavía típicas de algunos lugares, solo se pone a macerar un puñado de cascarilla unos minutos, luego esta se hierve con leche y se bebe caliente. Pero esta bebida resultante carece de nutrientes y en algunas ocasiones la cascarilla suele contener cobre en cantidades altas.


Por ser muy amarga, la Cocoa es un recurso con gran rendimiento económico sobre todo para las industrias que modifican el sabor de la Cocoa con grandes márgenes de azúcar, que por ser tan amarga necesita.


El siguiente paso es la mezcla. Determinadas cantidades de diferentes variedades de granos son pesadas e introducidas en un depósito cilíndrico, previamente a su paso a las máquinas de molienda. La mezcla de diferentes granos para hacer cacao en polvo es menos exigente que la del chocolate.


A continuación, se muelen las habas del cacao. Las habas trituradas pasan a través de una batería de molinos y se someten a un batido a una temperatura constante de 60-80º. La duración de este tratamiento puede ir de las 18 a las 72 horas.


La duración influye en la textura del chocolate resultante. A menos batido, mayor aspereza. Por efecto de la trituración, el tejido celular de las habas, que contiene de un 50 a un 60 % de manteca de cacao, permite la liberación en parte de esta grasa, que luego se licúa por efecto del calor generado por el frotamiento. El resultado es una pasta fluida pero densa, la pasta de cacao: una suspensión de sustancias con cacao en manteca de cacao.


Para su utilización en los diferentes productos, esta pasta se homogeneíza y se calienta a 100º, para ser luego propulsada en prensas hidráulicas. Se extrae así la mayor cantidad posible de manteca de cacao, que se filtra y se compacta en grandes bloques. La pasta de cacao, con un porcentaje de grasa reducido entre el 8 y el 22 %, se presenta en forma de pan u hogaza. Esta parte sólida es durísima, pues se solidifica a 600 atmósferas.


El característico crujido y el delicado brillo del buen chocolate es debido a la estructura cristalina de la manteca de cacao. La manteca de cacao, aparte de su utilización en la elaboración de chocolates, se usa en jabones y cosmética, por tener un punto de fusión ligeramente inferior a la temperatura corporal, lo que la convierte en una base perfecta para lápices de labios y otras cremas.

  
TIPOS DE CHOCOLATE

La elaboración del chocolate pasa por su última fase con la cuidadosa mezcla de la pasta y la manteca de cacao con azúcar, refinando la composición resultante por medio de trituradoras-refinadoras que producen una pasta muy delgada. A continuación, se efectúa la operación más importante, el conchado (o concheado), que le dará al chocolate toda su finura y su untuosidad.


El conchado es un amasado suplementario en artesas que, originalmente, tenían forma de concha. La pasta es batida y estirada en la artesa por unos rodillos, con un lento movimiento de vaivén, durante un periodo de tiempo y a una temperaturas que varían según el producto que se quiera obtener (en todo caso, unas horas y, a menudo, varios días). Todas estas operaciones se realizan a una temperatura superior al punto de fusión de la manteca de cacao que, por lo tanto, se mantiene líquida.


El último paso es el templado, que consiste en fundir completamente el chocolate a 50 °C para que se rompan las estructuras cristalinas de la manteca de cacao, enfriarlo a 30º para devolverle la estructura, y, finalmente, aumentar ligeramente la temperatura para que los cristales se agrupen de nuevo en pequeñas cadenas.


Normalmente, el chocolate lleva añadida vainilla (o algún derivado como la vainillina) como aromatizante, y lecitina de soja como emulsionante y estabilizante para mejorar la textura y mantener las cualidades del chocolate. En total, ambos productos no superan el 1 % del chocolate.


Los distintos tipos de chocolate se elaboran modificando las proporciones entre sus componentes y añadiendo otros productos a la composición básica de pasta, manteca y azúcar. Su presentación puede ser en forma de tableta o en polvo:

  
- Chocolate Negro: Llamado también chocolate fondant, chocolate amargo, chocolate bitter, chocolate amer, chocolate duro. Es el chocolate propiamente dicho, pues es el resultado de la mezcla de la pasta y manteca del cacao con azúcar, sin el añadido de ningún otro producto (exceptuando el aromatizante y el emulsionante).


Las proporciones con que se elabora dependen del fabricante. No obstante, se entiende que un chocolate negro debe presentar una proporción de pasta de cacao superior, aproximadamente, al 50 % del producto, pues es a partir de esa cantidad cuando el amargor del cacao empieza a ser perceptible. En cualquier caso, existen en el mercado tabletas de chocolate negro con distintas proporciones de cacao, llegando incluso hasta el 99 %. En algunos casos, se suele sustituir el azúcar por algún edulcorante (principalmente sucralosa). En este caso se utiliza para regímenes dietéticos.


Se considera un alimento afrodisiaco porque gracias a su contenido de magnesio ayuda a combatir las contracciones musculares y dolores premenstruales. En lugares como Oaxaca, México se añade almendra a su preparación y es elaborado en piedra, en la actualidad existen grupos de artesanos como los "chocolateconalas" que aún mantienen esta tradición.


- Chocolate de Cobertura: El chocolate de cobertura es el chocolate que utilizan los chocolateros y los pasteleros como materia prima. Puede ser negro o con leche, pero en todo caso se trata de un chocolate con una proporción de manteca de cacao de alrededor del 30 %, lo que supone el doble que en los otros tipos de chocolate. La cobertura se usa para conseguir un alto brillo al templar el chocolate y porque se funde fácilmente y es muy moldeable.

  
- Chocolate a la Taza: El chocolate a la taza es el chocolate negro (normalmente, con una proporción de cacao inferior al 50 %), al que se le ha añadido una pequeña cantidad de fécula (normalmente, harina de maíz) para que a la hora de cocerlo aumente su espesor. Suele disolverse en leche. Hoy en día, es posible encontrar también este chocolate en los comercios en forma ya líquida.

  
- Chocolate con Leche: El chocolate con leche es el derivado del cacao más popular. Se trata, básicamente, de un dulce, por lo que la proporción de pasta de cacao suele estar por debajo del 40 %. No obstante, buena parte de las más importantes marcas de chocolate producen tabletas de chocolate con leche con proporciones de cacao inusuales, por encima incluso del 50 %, dirigidas tanto al mercado de los gourmets como al negocio de la pastelería. El chocolate con leche, como su nombre indica, lleva leche añadida, en polvo o condensada.


- Chocolate Blanco: En el caso del chocolate blanco, estrictamente, no se trata de chocolate como tal, pues carece en su composición de la pasta de cacao, que es la materia que aporta las propiedades del cacao. Se elabora con manteca de cacao (por lo menos, el 20 %), leche (en polvo o condensada) y azúcar. Es un producto extremadamente energético y dulce (no posee regusto amargo). Visualmente muy atractivo, es un elemento decorativo muy usado en la repostería.

- Chocolate Relleno: El chocolate relleno, como indica su nombre, es una cubierta de chocolate (en cualquiera de sus variantes y con un peso superior al 25 % del total) que recubre frutos secos (avellanas, almendras...), licores, frutas, etc., así como galletas tipo wafer.

- Chocolate en Polvo: El chocolate en polvo tiene por objeto su disolución en leche. Se elabora con una proporción de cacao que oscila entre un 25 y un 32 %, y se presenta más o menos desgrasado.

- Bombones: Son porciones pequeñas (apropiadas para ser ingeridas en un solo bocado) de una mezcla sólida de chocolate (negro, blanco o con leche) o de una cubierta de chocolate (negro, blanco o con leche) rellena de distintos elementos.

Constituyen, al lado del chocolate en tableta y en polvo, la forma más importante y extendida de presentar comercialmente el chocolate. A diferencia de las otras presentaciones, los bombones están asociados a comportamientos de gratitud, regalo o reconocimiento en las relaciones sociales. Su producción está muy cuidada por prácticamente la totalidad de las industrias chocolateras.